“Cuba y el desastre del ’98: una cicatriz cubierta por la espuma”